Los casos de dopaje no son exclusivos de los deportes convencionales. Los videojuegos a alto nivel son tan exigentes que era cuestión de tiempo que comenzaran los escándalos por dopaje. Antes que la cosa vaya a más, una de las mayores ligas de eSports a nivel mundial, la Electronic Sports League o ESL, ha anunciado medidas.

Si ha sido la ESL y no otra la que ha anunciado medidas anti-dopajes es por un reciente escándalo destapado por Kory Friesen, un jugador de alto rango de Counter-Strike: GO. Friesen explicaba en una reciente entrevista concedida a Motherboard que tanto él como su equipo, Cloud9, jugaban bajo los efectos del Adderall.

Advertisement

El Adderall es es una droga psicoestimulante usada habitualmente en el tratamiento de los trastornos de hiperactividad por déficit de atención (TDAH) y en la narcolepsia. En personas sin estas afecciones, esta droga mejora la atención, hace que el cerebro esté más alerta y mejora los tiempos de reacción.

Aunque no hay pruebas de que el uso de Adderall esté generalizado, de las palabras de Friesen se desprende que sí es muy común entre los jugadores de alto nivel. Un reciente artículo de Eurogamer apunta también a que el uso de estimulantes es el pan de cada día en los torneos profesionales de videojuegos. Por esa razón, la ESL ha anunciado que tomará medidas, pero aún no ha detallado en qué consistirán. De momento ha descartado completamente aplicar sanciones contra Kory Friessen o su equipo. El torneo de la ESL comienza el 3 de agosto y repartirá más de 17 millones de dólares en premios. [vía Motherboard]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)