El volcán Sakurajima, en Japón, ha protagonizado esta espectacular erupción que ha levantado una columna de cenizas de 5.000 metros sobre la ciudad de Kagoshima. Afortunadamente, no ha habido que lamentar daños personales, pero las calles de la ciudad han quedado cubiertas de cenizas y las autoridades han suspendido el tráfico ferroviario.

Sakurajima es un estratovolcán caracterizado por frecuentes erupciones explosivas. La última erupción de importancia data de 1914, pero el volcan está activo desde 1955. Japón mantiene un observatorio permanente en Sakurajima desde 1960, y los 600.000 habitantes de Kagoshima ya saben cómo evacuar en caso de que a esta montaña le de por hacer algo más que estornudar. [Associated Press]