Todos decimos mentiras, muchas más de las que nos gustaría reconocer. Afortunadamente, hay formas de detectar que te están engañando, como lo explica una experta en detección de mentiras. Solo tienes que fijarte muy bien en estas cuatro señales corporales.

Pamela Meyer es la directora ejecutiva de Calibrate, una empresa que se dedica a entrenar ejecutivos y oficiales del gobierno para detectar conductas engañosas. Meyer también escribió un libro llamado Liespotting: Proven Techniques to Detect Deception (Detección de mentiras: técnicas probadas para detectar engaños), en el que explica todos los procesos al detalle.

Advertisement

En las charlas que ha llevado a cabo en TED durante los últimos años ha revelado las que cree son las cuatro señales más importantes y básicas para detectar al mentiroso común. Todas se basan en el análisis del lenguaje corporal, porque como dice la experta, los mentirosos practican sus diálogos falsos pero ninguno ensaya sus gestos físicos. Esto es algo muy difícil de controlar.

Estas son las cuatro señales clave para detectar mentiras:

  • La primera tiene que ver con los hombros, y es la más evidente de todas. Cuando una persona dice una mentira suele encogerse de hombros debido a que se siente incómodo al decirla, es una reacción corporal de defensa ante una posible reacción del que lo escucha.
  • La siguiente señal tiene que ver con las microexpresiones faciales, cambios en la mirada o incluso tensión cerca de los labios. Algunos mentirosos suelen mostrar una expresión de desprecio por el que lo está escuchando, así sea sutil.
  • Meyer llama a otra señal “deleite por el duelo”, y esta tiene que ver con las sonrisas falsas en situaciones incómodas o inapropiadas. Hay mentirosos que sonríen mientras dicen su mentira, así tenga que ver con un acontecimiento triste o desagradable. La sonrisa suele ser falsa, basándose solo en los músculos de los labios, por lo que es más fácil notarla. En una de sus charlas mostró a una asesina que sonriendo narraba la supuesta historia de cómo alguien asesinaba a sus hijos. Al final, la madre era la culpable.
  • Por último, Meyer dice que el cuerpo suele contradecir al mentiroso. Un caso bastante común es cuando el mentiroso dice que sí, pero con su cabeza dice que no.

Estudios aseguran que los humanos decimos, en promedio, de 10 a 200 mentiras al día, y que las personas que acaban de conocerse se mienten al menos 3 veces durante los primeros 10 minutos de su conversación, así que puedes estar seguro de que tendrás muchas ocasiones para poner estas técnicas en práctica y detectar cuando quieren mentirte. [TED vía Business Insider]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.