Se cree que la nueva actualización de Windows 8.1 estará disponible el próximo mes de marzo. Sin embargo, acaba de filtrarse una versión preliminar del update que nos sirve para hacernos una idea bastante precisa de cuáles son los cambios que nos esperan.

Hay que hacer constar que la actualización filtrada es una Pre-release y que data del 14 de enero. En otras palabras, que aún tiene errores sin depurar, y es muy probable que haya algunos cambios respecto a la versión final. A menos que necesitéis imperiosamente ver estos cambios, no os recomendamos que la instaléis.

Advertisement

Las novedades de la actualización tienen mucho que ver con la forma en la que controlamos Windows 8. En la nueva interfaz, por ejemplo, se han añadido más funciones al botón derecho del ratón. Además, todas las aplicaciones específicas de Windows 8 ganan una pequeña barra desplegable en su parte superior que permite editarlas, borrarlas o reescalarlas más fácilmente.

En la interfaz clásica (la del escritorio), la barra de herramientas ahora admite botones de aplicaciones Windows 8. En el vídeo a continuación podéis echar un vistazo a los cambios de esta filtración. Seguramente habrá alguna novedad más de aquí a marzo. [Winbeta]