El microondas es probablemente el electrodoméstico más común en las cocinas de medio mundo. Sin embargo, tiene un gran defecto: es casi imposible acertar con el tiempo justo para cocinar o calentar algo a la perfección. ¿Cómo es posible que nadie lo haya solucionado? Ahí van una gran propuesta.

Mark Rober, ex ingeniero en el Jet Propulsion Laboratory de la NASA, conocido por sus ingeniosos inventos de alta tecnología casera, ha tenido una idea: utilizar cámaras infrarrojas. Estas cámaras son hoy en día muchísimo más baratas delo que eran hace unos años, tanto que se podría integrar una en el interior del microondas para ver cómo se va calentando el alimento. Un panel (o pantalla táctil) en el frontal del microondas mostraría la imagen captada por la cámara. A medida que el alimento se calienta, pasaría de azul (frío) a blanco (completamente hecho). Robber de hecho ya ha fabricado un prototipo y solicitado la patente del concepto.

Lo mejor de la idea es que se podría ir mucho más allá. Sería posible programar el microondas para que, cuando la imagen de la cámara infrarroja llegue a un color determinado, el electrodoméstico se apague automáticamente. También se podría enviar la imagen de la cámara a tu móvil, de forma que podrías apagar el microondas o aumentar unos segundos el tiempo desde el smartphone mientras ves la imagen del alimento. Robber explica cómo funcionaría el invento en el vídeo debajo:

Ingenioso, pero, ¿estaría la gente interesada en algo así? Rober ha creado esta página web para que, quien quiera, le cuente qué opina del proyecto. De haber interés, intentará llevarlo adelante. Quién sabe si en 5 años será algo que tengamos en el microondas de casa. Si quieres conocer más detalles, Rober también ha respondido unas preguntas a nuestros compañeros de Gizmodo US. [vía Mark Rober]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)