Bienvenidos al fin de los videojuegos tal y como los conocemos. Bienvenidos al principio de una nueva era en la que seres humanos adultos se comportan como auténticos lunáticos en la calle para hacerse con un montón de píxeles. Bienvenidos a Central Park en plena fiebre de Pokémon Go.

La escena sobre estas líneas tuvo lugar en las inmediaciones de Central Park, en Nueva York. Cualquiera que esté ya jugando a Pokémon Go sabe que los pokémon tienden a concentrarse en ciertas áreas. Las zonas verdes de las ciudades con masas de agua como lagos o ríos son un coto de caza perfecto, y de noche suelen salir pokémon distintos que de día. El problema es que en este momento concreto apareció un monstruo particularmente difícil de encontrar llamado Vaporeon, y los cazadores que deambulaban por la zona de lanzaron a por él en masa.

Advertisement

Dirás que esto solo pasa en Nueva York ¿no? Pues no, espectáculos similares de histeria colectiva se están produciendo a lo largo y ancho de Estados Unidos. Ayer pude pasear por la noche por un popular parque de Madrid y ya descubrí a los primeros grupos de jóvenes con el smartphone en la mano a la caza de pokémon. Bienvenidos al brillante y absurdo futuro. [vía Woodzys]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.