Por si no nos bastaba con el viaje sin retorno a Marte, ahora podríamos tener la oportunidad de morir más lejos en nombre de la ciencia gracias al arquitecto Danés Kristian Von Benton. Este entusiasta del espacio y ex-trabajador de la NASA está buscando personal técnico para diseñar una misión tripulada (y suicida) a Europa, la luna de Júpiter.

No es la primera vez que Benton lanza cohetes al espacio. De hecho es el fundador de una especie de agencia espacial privada llamada Copenhagen Suborbitals. Este emprendedor de la exploración espacial está entusiasmado con la idea de que el océano subterráneo de Europa pueda albergar vida extraterrestre, y se ha propuesto diseñar una misión para comprobarlo.

Advertisement

Por supuesto, antes de enviar a nadie hasta allí, Benton quiere atar todos los cabos, y para ello ha emprendido una campaña de investigación colectiva llamada Objetivo Europa con la que pretende que los mejores expertos en la materia determinen si es técnicamente posible semejante viaje.

Júpiter y Europa están a unos 600 días de viaje de la Tierra con los motores actuales. aparte de eso, una misión al satélite helado tendría que llevar el suficiente combustible como para contrarrestar la fuerza gravitatoria de Júpiter, y escudos que eviten la radiación que emite el planeta. Eso por citar sólo dos de los problemas.

Después habría que determinar como piensa Benton que se puede atravesar una capa de hielo que se estima que alcanza los 10 kilómetros de grosor para encontrar la supuesta vida. El billete de vuelta, por lo menos, lo tienen resuelto. No hay. Os dejamos con un tenso vídeo de presentación de la campaña. [vía Objetivo Europa]

Foto: NASA / JPL / Universidad de Arizona