Imagen: HAZMA BUTT

Se han publicado por primera vez las políticas de Facebook que determinan qué contenidos se pueden publicar en una de las redes sociales más grandes del mundo.

El periódico The Guardian ha publicado hoy un reportaje en el que se detalla qué está permitido y qué no. Para ello, ha revisado más de 100 manuales de formación y gráficas proporcionadas a los moderadores de la red social. Hay reglas sobre cómo vigilar temas como la violencia, manifestaciones de odio, terrorismo, pornografía, racismo y autolesión.

Advertisement

En los últimos meses, Facebook ha sido criticada por permitir que eventos grotescos y violentos sean publicados en la red social. En marzo, un grupo de hombres violó a una joven de 15 años en Chicago y lo emitió en vivo en Facebook. Solo un mes después, un hombre de Cleveland cometió un asesinato y lo subió a la plataforma.

“Facebook no puede controlar su contenido”, comenta una persona que habló con The Guardian. “Se ha convertido en una empresa demasiado grande muy rápido”.

Advertisement

Estas son algunas de las políticas de Facebook que deben aplicar los moderadores:

  • Comentarios como “Alguien debe darle un tiro a Trump” deben ser eliminados porque, como presidente, él está en una categoría protegida. No obstante, sí se puede decir “vete a la mierda y muérete”.
  • Los vídeos de la muerte violenta no siempre tienen que ser borrados, ya que pueden concienciar al público sobre temas como las enfermedades mentales.
  • Algunas fotos sobre el abuso físico y el bullying de niños están permitidas. Sí es necesario intervenir si las publicaciones tienen un componente sádico o festivo.
  • Se pueden compartir imágenes que muestran el abuso contra animales. Si el contenido es realmente perturbador, se clasifica como tal, pero no se elimina.
  • Se puede compartir arte que muestra desnudez o actividad sexual si está hecho a mano. Arte digital sobre la misma temática no está permitido.
  • Los vídeos de los abortos sí están permitidos, pero solo si no incluyen desnudos.
  • Cualquier persona que posee más de 100.000 seguidores es clasificada como una figura pública y, por lo tanto, no gozan del mismo grado de protección que un individuo privado.
  • Las emisiones en vivo de las autolesiones están permitidas ya que Facebook no quiere “censurar o castigar a personas bajo angustia”.

Monika Bickert, la responsable de la política global en Facebook, afirmó que era difícil llegar a un consenso sobre lo que se debe permitir en la red social y lo que no.

“Tenemos una comunidad mundial muy diversa y las personas tienen ideas muy diferentes sobre lo que es aceptable compartir. No importa dónde pongas el límite, siempre va a haber algunas zonas grises”, declara Bickert.

Es probable que la revelación de estas políticas genere inquietud entre las personas que afirman que Facebook necesita hacer más para controlar el contenido en su plataforma. Por otra parte, la revelación también podría alarmar a los defensores de la libertad de expresión.

Advertisement

En el artículo de The Guardian, muchos moderadores declararon estar preocupados sobre la inconsistencia y la peculiaridad de algunas de las reglas sobre contenidos. Este mes, Facebook anunció que contrataría a 3.000 personas para vigilar sus contenidos y tomar acción contra aquellos que no fueran apropiados.

Puedes leer la investigación completa (en inglés) aquí.

[The Guardian]