Si los rumores son correctos, la pantalla del próximo iPhone 6 estará recubierta de una lámina de cristal de zafiro que le dará una resistencia sin precedentes, pero fabricar estas láminas es un proceso caro y muy difícil. La compañía GT Advanced Technologies ha desarrollado un nuevo e ingenioso procedimiento para hacer láminas más finas y asequibles.

El problema del cristal de zafiro, es que es muy complicado y caro cortarlo con el grosor adecuado. El preciado material se fabrica fundiendo óxido de aluminio a altísimas presiones y temperaturas en unos hornos. El resultado son unos cilindros macizos de cristal de zafiro que después de cortan a la medida y formato adecuado. El paso final es cortar finas láminas de cristal de zafiro y pulirlas.

Aquí es donde entra una nueva máquina a la que sus creadores denominan Hyperion 4. Según GT ha explicado a MIT Technology Review, lo que hace esta espectacular instalación del tamaño de una habitación es disparar iones de hidrógeno a un bloque de cristal de zafiro. Cuando ya hay suficientes iones repartidos por el cristal a la altura deseada, se calienta el bloque, lo que hace que se expanda el hidrógeno y la lámina se separe. GT denomina a este método "Exfoliación inducida por protones".

Advertisement

Mediante este ingenioso procedimiento han logrado fabricar láminas de 24 nanómetros de grosor, menos de la mitad del grosor de un cabello humano. El siguiente proceso en el que están trabajando es un sistema robótico que sujete las láminas recién creadas y las ponga a un lado para poder producir a mayor velocidad. La compañía espera lograr este sistema en nueve meses. [vía MIT Technology Review]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)