Cuatro científicos de la base de investigación MDRS en Utah, Estados Unidos, se han visto obligados a llamar a emergencias después de que un incendio dañara gravemente las instalaciones donde trataban de simular el funcionamiento de una base real en Marte.

Afortunadamente, no estaban en el planeta rojo, ni ha habido que lamentar daños personales. Si la misión hubiera sido real, es muy probable que los cuatro tripulantes de la estación estuvieran ya muertos o fueran a estarlo muy pronto.

Advertisement

En Space explican que el incendio, cuyas llamas alcanzaron los tres metros de altura, destrozó completamente el módulo de invernadero de la estación (a la derecha en la imagen). El fuego obligó a la tripulación de la falsa base a gastar todos los extintores, e incluso recurrir a la reserva de agua para apagarlo.

El fuego se inició debido a un fallo eléctrico en un calentador que prendió varias estanterías. Tras controlar las llamar, los investigadores llamaron a emergencias para informar sobre el accidente y redactar un informe oficial. La estación ha quedado inservible debido al posible riesgo de contaminación química producida por los gases del incendio. Los miembros de la misión han tenido que interrumpirla y alojarse en la cercana localidad de Hanksville.

La Mars Desert Research Station (MDRS) es una de las bases de investigación que la Mars Society gestiona en varios puntos del planeta. Su objetivo es tratar de emular, en la medida de lo posible, las condiciones de vida que tendría un grupo de astronautas recién llegados a Marte para determinar la mejor manera de instalarse y sobrevivir en el planeta rojo. Aunque el accidente arroje ciertas dudas sobre el proyecto, lo cierto es que permitirá precisamente afinar los protocolos de emergencia de cara a futuras misiones reales donde se juegan algo más que una llamada al 911 y varias noches de hotel.

Según el comandante de la misión, Nick Orenstein, el incendio ha permitido calcular una primera cosa: se necesita una tripulación de al menos 6 o 7 personas para controlar un incendio de este tipo con la suficiente rapidez. Gran parte del problema es que las cuatro personas previstas para este tipo de misiones no son suficientes para lidiar rápidamente con una eventualidad de este tipo. El accidente también permitirá afinar el tipo de materiales utilizados en la construcción del invernadero. La Mars Society, cuyos fondos provienen de donaciones, estima que reconstruir la estación costará unos 40.000 dólares. [Mars Society vía Space]

Fotos: Nick Orenstein / Space, Wikimedia Commons y Mars Society

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)