Una mujer se despista y acaba en Zagreb en lugar de Bruselas por un fallo del GPS

(Actualización: 17/01/2013): muchos en Internet empiezan a dudar de la veracidad de la noticia. La mejor explicación al respecto, esta. Cierto que parece inverosímil. El hecho de que la información venía del corresponsal de Bruselas de El Mundo (aunque parte inicialmente del medio Nieuwsblad) y de que la señora en cuestión supuestamente había declarado a la policía, le daba parte de la credibilidad necesaria. Investigaremos más sobre el tema. De haber actualizaciones, lo contaremos por aquí. 

No hay nada como mezclar una absurda distracción humana y un fallo tecnológico para crear las situaciones más rocambolescas posibles. Ahí va la última: una mujer belga de 67 años condujo durante 1.450 kilómetros de más por un fallo del GPS... y un despiste sobrenatural suyo, claro.

Tenía que recorrer solo 150 kilómetros entre la pequeña localidad de Erquelinnes, en Bélgica, hasta la estación de tren de Bruselas, para recoger a un amigo, pero acabó en Zagreb (Croacia), dos días después (en lugar de dos horas) y 1.450 kilómetros más tarde (en lugar de 150 km). La mujer, Sabine Moreau, lo intentó explicar luego a la policía, alertada por el hijo que había denunciado su desaparición.

Estaba distraída, así que continué pisando el acelerador. He visto todo tipo de señales, primero en francés, luego en alemán y finalmente en croata, pero yo continué conduciendo porque iba distraída.

Durante su periplo, Moreau paró dos veces a repostar, durmió durante varias horas dentro del coche a la orilla de la carretera e incluso sufrió un accidente menor. Nada de eso le hizo pensar que quizás, tal vez, algo no encajaba. "De repente aparecí en Zagreb y entonces caí en que ya no estaba en Bélgica. Reconozco que es un poco raro, pero yo estaba distraída", dijo. 

Aplausos, por favor. Ahora ya sabemos que hay algo más peligroso que un GPS defectuoso. El sublime despiste humano. [El Mundo vía Gizmodo]