Es una barbaridad, sí, pero la razón de tan alto precio es que el Lover's Deep no es una simple habitación sumergida como otras que ya hemos visto antes. Se trata de un auténtico submarino de lujo que nos recoge en la isla del caribe de nuestra elección, y nos traslada por debajo del agua, hasta donde nosotros queramos.

La mención a noches de pasión del titular no es capricho nuestro. Los promotores de este singular crucero, la empresa británica de turismo de lujo Oliver's Travels hace especial hincapié en el carácter romántico o erótico de su submarino. La noche incluye Champagne, una cena privada cocinada por el chef de a bordo a base de ostras, caviar y chocolate, y pétalos de rosa opcionales para decorar la cama.

Advertisement

Durante el trayecto, un mayordomo se encargará de cualquier otra petición que podamos tener que no sea, suponemos, de índole sexual. El Lover's Deep cuesta 145.000 dólares por persona y noche, y la reserva mínima es de dos noches. [Lover's Deep vía Designboom]