Tienen que superar algunos obstáculos, sí, pero la NASA está dispuesta a ir a Marte en ~2030 y hay mucho que hacer. Parte de la estrategia pasa por reducir los costes y el tiempo que supone la Estación Espacial Internacional. Hoy han anunciado un acuerdo sin precedentes con tres empresas aeroespaciales.

SpaceX, Orbital ATK y, por primera vez, Sierra Nevada Corporation, han sido seleccionadas para gestionar las entregas de cargamento a la ISS entre 2019 y 2024 —el final de los días de la estación espacial (al menos en lo que a financiación se refiere). Cada empresa se encargará de un mínimo de seis envíos durante esos cinco años, aunque estas misiones aún no están programadas.

El actual administrador de la NASA, Charlie Bolden, firma en su blog que éste es el inicio de un mercado comercial en la Órbita Baja Terrestre:

Advertisement

Advertisement

Pocos habrían imaginado en 2010, cuando el presidente Barack Obama prometió que la NASA iba a funcionar “con una creciente variedad de empresas privadas que compiten para que llegar al espacio seamás fácil y más asequible”, que menos de seis años después podríamos decir que las empresas aeroespaciales han transportado 35.000 libras de carga a la Estación Espacial Internacional (¡y subiendo!), o que estaríamos tan firmemente en camino de traer de nuevo a suelo estadounidense los lanzamientos de los astronautas hacia la ISS, en transportes comerciales estadounidenses.

Estos contratos comerciales permitirán dedicar un espacio de la ISS que hasta ahora se dedicaba a cargamento para que un séptimo astronauta viva e investigue en la ISS. También permitirán a las tres compañías financiarse para seguir desarrollando nuevas tecnologías, como el cohete reutilizable de SpaceX o Dream Chaser, el transbordador espacial de Sierra Nevada.

Se abre una era de comercio espacial que hará posible, entre muchas otras cosas, el turismo en el espacio. [vía NASA]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)