Jar Jar Binks se convirtió en el personaje más odiado del universo Star Wars inmediatamente después de que lo conociéramos en The Phantom Menace. Muchos desearon verlo volver a la saga de alguna forma macabra (muerto, preferiblemente), y ahora una novela revela su trágico destino. ¿Lo merecía?

Dentro de pocos días saldrá a la venta la novela Star Wars: Aftermath - Empire’s End, última entrega de la trilogía creada por Chuck Wendig, la cual da más detalles acerca de los acontecimientos entre Episodio VI (Retorno del Jedi) y Episodio VII (El Despertar de la Fuerza). Esta vez, la novela dedicará algunas líneas para contar lo que sucedió con Jar Jar, y es una historia bastante trágica.

Advertisement

La última vez que vimos al personaje fue durante el funeral de Amidala en Episodio III - La Venganza de los Sith. Jar Jar se había convertido en un Senador Galáctico que intentaba ayudar a la República. Sin embargo, lo que muchos no saben es que fue uno de los senadores que apoyó un decreto para darle “poderes de emergencia” al Canciller Palpatine, el cual debilitó la República y ayudó a la creación del Imperio.

Dicho de otro modo, Jar Jar sin querer ayudó a la creación del Imperio Galáctico. Fue un accidente de esos que solo podemos esperar que le ocurran a él.

Durante las siguientes tres películas (Episodios IV, V y VI) no supimos de él, por lo que muchos lo dieron por muerto. Sin embargo, no fue así. Jar Jar regresó a su planeta natal, Naboo, un lugar en donde absolutamente todos lo odian.

Advertisement

La novela cuenta la historia de un refugiado, llamado Mapo, que camina por las calles de Naboo y se encuentra con un gungan que trabaja como payaso callejero:

“Meesa Jar Jar” (Mi nombre es Jar Jar), le dice el payaso al presentarse.

“Jar Jar makin some uh-oh mistakens” (Jar Jar cometió algunos, uh-oh, errores)

Básicamente, todo Naboo lo odia y lo rechaza por haber ayudado a la creación del Imperio de forma accidental. Para sobrevivir lleva 30 años trabajando como payaso ambulante, divirtiendo a los niños con sus tonterías.

Es un final bastante triste, después de tantos años detestando a Jar Jar muchos nos sentiremos bastante mal por lo que le sucedió. [vía Mashable]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.