En el futuro, saber si una persona ha consumido una sustancia ilícita podría tardar solo segundos. Un grupo de investigadores ha creado una prueba fácil y rápida que determina la identidad de la sustancia consumida según el tamaño de sus moléculas. ¿En qué consiste la prueba? Un trozo de papel.

La prueba se realiza a través de la espectrometría de masas, una técnica que ayuda determinar si hay moléculas de cocaína (que tienen una masa única) en el cuerpo. Además, la prueba también puede detectar la presencia de metabolitos, que se producen cuando el cuerpo ha procesado la droga. Los resultados están disponibles en 30 segundos, que ya es una gran diferencia comparado con las horas o días que pueden tardar los resultados de las pruebas tradicionales de sangre u orina.

Advertisement

Investigadores de la Universidad de Surrey, el Instituto Forense de Holanda y el Delft University of Technology publicaron el nuevo método en el diario Clinical Chemistry esta semana. Aunque la prueba se puede usar para detectar el consumo de cocaína, existe el potencial de que se use el método para identificar varias sustancias diferentes.

Una prueba en un humano funcionaría de la siguiente manera, de acuerdo con la CNBC. Primero se colecta la huella en un pequeño trozo de papel y se deposita en un espectrómetro de masas, una máquina que analiza la composición de diferentes elementos químicos y sus masas. Luego, se añade un solvente al papel y se realiza una pequeña carga eléctrica, lo cual libera las moléculas para que el espectrómetro las pueda analizar.

La prueba funciona aún cuando la persona se ha lavado las manos.

En un experimento de 39 participantes, un grupo que consistía de personas que usaban cocaína de forma regular y otras que no la usaban para nada, la prueba tenía una exactitud de un 99%.

Advertisement

Los investigadores tienen grandes aspiraciones para su producto. Piensan que no solamente se podría utilizar en situaciones típicas, como en las investigaciones criminales y los hospitales. También se podría usar en situaciones de sobredosis y para confirmar que los pacientes están tomando sus medicinas.

[CNBC y The Telegraph]