Según datos de la OMS, las catararas son la segunda causa más comun de pérdida de visión en adultos. Hasta ahora, la única solución a esta degeneración del cristalino era la cirugía. Un equipo de biólogos moleculares de la Universidad de California está probando una solución que acaba con las cataratas y se aplica como un colirio.

Aún no se desconocen las causas exactas de las cataratas, pero sí cómo se producen. Las proteínas que forman el cristalino se degradan con el tiempo y adquieren una tonalidad blanquecina que enturbia la visión con mayor o menor gravedad. El proceso se puede acelerar por enfermedades como la diabetes y la hipertensión, o debido a factores ambientales.

Advertisement

Sea como sea, una vez aparecen, la única solución hasta ahora pasaba por cirugía láser y, a veces, por sustituir completamente la lente del cristalino. Durante décadas, los científicos han tratado de encontrar una causa biológica de las cataratas con el fin de buscar tratamientos alternativos. Lo que ha encontrado el grupo de California es una relación genética. A veces hay niños con casos de cataratas. Examinando el perfil genético de estos pequeños pacientes, descubrieron que la enfermedad visual se debe a un defecto genético por el que su organismo deja de producir un tipo de esteroide natural llamado lanosterol.

Intrigados, los investigadores decidieron aplicar una solución de lanosterol a un cultivo de células de cristalino humanas. El resultado fue una considerable reducción de las cataratas. Después probaron con conejos y con perros aquejados del mismo problema. La solución de lanosterol reduce visiblemente la opacidad del cristalino. En los casos leves a moderados, las cataratas desaparecen completamente. En los más severos se reducen mucho.

Aún faltan más ensayos clínicos antes de aprobar el uso de lanosterol en seres humanos, pero otros biólogos moleculares no afiliados al estudio ya lo han calificado como el descubrimiento de la década en lo que se refiere al tratamiento de este problema mucho más común de lo que parece. [vía Science]

Foto: Nejron Photo / Shutterstock

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)