Virus del SIDA atacando un linfocito T. Foto: Wikipedia, bajo licencia Creative Commons

Cuando se trata de una pandemia de las proporciones del SIDA no es bueno caer en triunfalismos, pero un equipo de científicos ha logrado lo que parecía imposible: eliminar completamente el virus del SIDA del organismo de un paciente. Si se confirma el éxito en más casos, podríamos estar al fin ante la cura definitiva para la enfermedad.

El paciente, un varón británico de 44 años, es trabajador social y uno de los 50 voluntarios que forman parte de un proyecto en el que trabajan las cinco mayores universidades del Reino Unido. La terapia, aún lejos de una eventual fase de comercialización, se basa en una nueva droga llamada Vorinostat.

Advertisement

Advertisement

El problema del virus del SIDA es que afecta a las células encargadas de la defensa del organismo, concretamente a los linfocitos T, que no solo no reconocen la enfermedad, sino que se convierten en incubadoras ambulantes para el virus. Las terapias retrovirales actuales solo logran destruir el virus cuando está presente en células activas, pero no cuando se halla en células durmientes.

La neva terapia consta de dos fases. La primera es una droga retroviral que permite a las defensas identificar a las células activas. La segunda fase usa el Vorinostat para obligar a las células durmientes a despetrar, con lo que se convierten automáticamente en blancos para el sistema inmunitario.

Macrografía de una célula T sana. Foto: Wikipedia, bajo licencia Creative Commons

La profesora Sarah Fidler, del Colegio Imperial de Londres, asegura que la nueva terapia está pensada para limpiar completamente el organismo de la presencia del virus, pero se muestra mu cautelosa al hablar de la viabilidad del tratamiento. En una entrevista al diario Telegraph, Fidler explica:

Sponsored

Ha funcionado en el laboratorio y hay pruebas sólidas de que funciona también en seres humanos, pero debo insistir en que aún estamos lejos de un tratamiento definitivo. Primero tenemos que continuar con las pruebas clínicas durante otros cinco años. Por el momento no recomendamos interrumpir las terapias e investigaciones actuales.

Actualmente solo hay una persona en la que la ciencia haya logrado eliminar por completo el virus del SIDA. Se trata del estadounidense Timothy Ray Brown, conocido como “el paciente de Berlín” porque fue allí donde contrajo al enfermedad. Los médicos lograron eliminar el virus mediante varios transplantes de médula ósea, pero la técnica se basaba en una rareza genética de Brown y el procedimiento tuvo tantas complicaciones que no se considera apto como terapia. [vía The Telegraph]

Advertisement

Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.