Todos conocemos a ese vecino molesto, ruidoso y fiestero con el que el barrio completo ha tenido disputas. No obstante, a veces esas peleas se van de las manos de los involucrados, como es el caso de una pareja canadiense que apiló una montaña de estiércol gigantesca para molestar a sus vecinos.

La montaña de caca era tan grande que podía verse en Google Earth mediante imágenes satelitales.

Este ataque mediante caca tiene que ver con una disputa que llevan estas dos familias desde hace años. Son vecinos que, sencillamente, no se caen nada bien. Durante el tiempo se habían enfrentado en incontables discusiones, por lo que Lee y Shirley Murray decidieron ganar la batalla de una forma bastante apestosa, literalmente.

Advertisement

Durante mucho tiempo fueron acumulando la caca de su ganado lo más cerca posible de sus vecinos, sin abandonar los límites de su propio terreno. Después de un par de meses la montaña de estiércol ya era enorme, lo que era de esperarse, tomando en cuenta la cantidad de caca que produce una vaca al día.

David Gallant, la víctima de la caca, asegura que la peste era insoportable, especialmente cuando llovía y se humedecía, o cuando la brisa le hacía el favor de llevar la esencia directamente a las ventanas de su casa. La montaña de mierda estuvo allí, entre las dos casa, desde noviembre de 2013 hasta octubre de 2014, cuando la policía ordenó retirarla.

Las ganas de los Shirley de atacar a sus vecinos era tan grande que no les importó tener que oler la caca ellos también.

Advertisement

Gallant procedió a demandar a sus vecinos y esta semana concluyó el caso, el juez ordenó a la pareja Murray pagarle 15.000 dólares a David Gallant por “acoso usando caca”, un veredicto que no debe ser nada común en los tribunales del mundo. [Calgary Herald vía Atlas Obscura]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.