Es una pistola de agua, pero no se trata de un juguete sino de un arma letal. Este cañón modificado solo necesita un poco de H2O para partir un panel de metacrilato por la mitad y hacer añicos un CD de un disparo. No nos extraña que su inventor, un japonés con bata de científico loco, se haya pixelado la cara.

Advertisement

El invento tiene nombre propio: “Impulse Cannon Mk.1”. Apareció en YouTube con algunos detalles técnicos sobre cómo funciona, incluido un diagrama, pero no vamos a fingir que entendemos algo de lo que dice. Hemos venido a ver cañonazos a cámara lenta, no a sacarnos un título de ingeniería:

De acuerdo con la descripción del vídeo, esta demencial bazuca de agua es esencialmente el mismo cañón que se emplea para extinguir incendios. Usa un sistema de aire comprimido para lanzar su potente chorro de agua, y no necesita apenas líquido para provocar efectos devastadores en las superficies que toca.

El creador de esta locura asegura que inicialmente pensó en rellenarla de combustible, para utilizarla como una especie de lanzallamas; pero descartó aquella idea por los posibles problemas de seguridad. A juzgar por otro de sus inventos, no parece que esté de broma. [Net Lab vía Rocket News 24]

Advertisement

Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.