Foto: Orlin Wagner / AP Images.

Australia es un país en el que suceden cosas muy extrañas. Hay peces dorados gigantes y las arañas comen ratones, pero también hay tormentas eléctricas que ocasionan asma y matan personas. En la ciudad de Melbourne miles de personas sufrieron de “asma de tormenta”, y cuatro fallecieron.

Esta semana un total de 1870 personas tuvieron que ser tratadas de emergencia por ataques de asma que les fueron inducidos por una tormenta eléctrica que se desató en Melbourne. Aunque es cierto que la idea suena demasiado extraña, se trata de una condición científicamente comprobada, como reportan desde AP, y todo tiene que ver con el polen.

Advertisement

Advertisement

Las autoridades australianas en materias de investigación de alergias aseguran que el asma inducido por tormentas eléctricas sucede debido a que el polen de centeno empapado por la lluvia explota y se esparce por toda la ciudad. Al estar en contacto con el polen las personas pueden sufrir ataques de asma, así nunca hayan padecido esta enfermedad. Y es que inhalar estas partículas de polen puede ocasionar alergias muy severas.

En esta ocasión casi 2.000 personas fueron atendidas en hospitales por estos ataques de asma (algunos de emergencia), y lamentablemente cuatro murieron. No solo en Australia se dan estas “epidemias de asma” inducidas por tormentas eléctricas, también se han registrado casos en Estados Unidos, Canadá y Londres. [vía Associated Press / New York Times]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.