Foto: United Airlines

Llevar uno de los pantalones ajustados conocidos como leggings debería ser la cosa más normal del mundo, pero aparentemente no lo es si vas a viajar en avión. Este domingo, United Airlines ha prohibido el embarque a tres jóvenes pasajeras precisamente porque lucían esta prenda.

Sucedía en un vuelo entre Denver y Minneapolis. Según informaba un activista contra las armas de fuego llamado Shannon Watts, el personal de seguridad de United Airlines detuvo a las tres pasajeras cuando iban a cruzar la puerta de embarque, y les informó de que no podían subir al avión con los leggings porque no se permitían prendas de spandex. Aparentemente, y según Watts, una de las pasajeras era una niña de alrededor de diez años de edad.

Minutos más tarde, un tuit de United Airlines explicaba que la compañía se reserva el derecho de prohibir el acceso a sus aviones si el pasajero no viste correctamente.

En la norma número 21 del contrato que todos los pasajeros firman tácitamente al viajar con United Airlines se estipulan los comportamientos que pueden hacer que la compañía se niegue a embarcar a una persona. La mayor parte de supuestos se refieren a que el pasajero muestre un comportamiento violento u ofensivo, que ataque al personal de vuelo, o se niegue a seguir sus instrucciones. La única mención a la indumentaria es que el pasajero vaya descalzo o no tenga la ropa adecuada, pero no define qué ropa es esa.

Advertisement

Advertisement

Más tarde, un representante de United Airlines explicaba que las pasajeras no eran viajeras comunes, sino que formaban parte del programa interno de pasajes. En otras palabras, que eran familiares del personal de United o estaban vinculadas a alguien de la compañía. En esos casos, parece que las normas sobre indumentaria son más restrictivas. “Estos pasajeros representan a la compañía y por eso no pueden ir con leggings, pantalones rotos, o cualquier otro artículo que permita ver su ropa interior”, explicaba el portavoz al diario The New York Times. “No es que queramos que vistan de traje y corbata, queremos que vayan cómodos, pero con buen gusto. El resto de pasajeros pueden viajar con leggings si lo desean”.

En cuanto a las pasajeras, accedieron a cambiar de indumentaria y pudieron hacer su trayecto en un vuelo que salía más tarde. [vía Washington Post]