El padre de Simon, Darius. The Sun

Ha muerto Simon, el conejo gigante destinado a ser el más grande del mundo según su dueña. Aunque triste, la noticia no pasaría de una anécdota si no fuera porque el animal falleció en circunstancias extrañas en el interior de uno de los aviones de United Airlines.

La historia es rara por los protagonistas que la conforman. Al conejo gigante que apuntaba a leyenda hay que sumarle la nada ordinaria vida de su cuidadora Annette y su pasado con otro conejo, aunque en este caso de ficción como fue Roger Rabbit.

Pero primero empecemos por Simon. El animal medía casi un metro antes de entrar en la sección de carga de un Boeing 767 de United. El vuelo se dirigía a Estados Unidos desde Londres, y aunque no sabemos quién iba a ser su nuevo dueño, sí se sabe que se trataba de una celebridad tal y como ha contado Annette. El conejo apareció muerto a su llegada al aeropuerto de O’Hare, el mismo donde un médico fue arrastrado violentamente de un avión de la compañía.

Y ahora sí, hablemos de Annette Edwards, de 65 años y criadora de conejos gigantes de profesión. La mujer, ex modelo de Playboy y fan incondicional del film Roger Rabbit, había pasado por una etapa en el pasado un tanto peculiar. Annette se quería parecer al personaje femenino de la película, Jessica Rabbit, cuestión que la llevó a varias cirugías en el pasado según explica el diario The Sun.

Advertisement

Advertisement

Sea como fuere, la mujer acabó criando conejos gigantes, un negocio por el que llegaba a alquilar los animales por 500 libras el día. Según Fox News, Simón tenía 10 meses y debía superar en tamaño de su padre Darius, el conejo más grande del mundo. Tras su muerte Annette ha explicado a los medios lo siguiente:

Simon estaba en forma, de hecho tenía un chequeo del veterinario tres horas antes del vuelo. He enviado conejos alrededor del mundo durante mucho tiempo y nunca sucedió nada. Ha ocurrido algo muy extraño y quiero saber qué. Además, puedo decir que el cliente que compró a Simon es muy famoso. Está muy molesto.

Una fuente del aeropuerto le dijo a los medios que “después del video viral nadie quería tener la responsabilidad de matar al que sería el conejo más grande del mundo”. Por su parte, United Airlines ha comunicado que “estamos revisando lo sucedido”. [Fox News]