El Bell-Boeing V-22 Osprey es probablemente uno de las aeronaves militares más conocidas. Este característico avión de rotores basculantes ya tiene su propia versión civil. Se trata del AgustaWestland AW609, y es el primer avión de su clase en entrar en el mercado de aeronaves privadas.

La razón de ser del AW609 es que combina dos cualidades muy codiciadas. Por una parte se capaz de aterrizar y despegar verticalmente como un helicóptero, por otra, sus turbohélices le dotan de una velocidad y una autonomía, incluso con mal tiempo, que ningún helicóptero de pasajeros puede igualar.

El AW609 contará con una cabina presurizada con espacio para nueve pasajeros. El aparato es capaz de alcanzar una velocidad de crucero de 510 Km/h a 7.600 metros de altura. Su alcance máximo es de unos 2.000 kilómetros, y es capaz de transportar a 9 pasajeros a una distancia de 900 kilómetros en solo dos horas.

Advertisement

Curiosamente, la aeronave comenzó en 2003 como un proyecto de la propia Bell, que quería crear un avión de pasajeros basado en el Osprey. El Bell/Agusta BA609. Finalmente, la compañía desechó el programa y acabó vendiéndolo a AgustaWestland.

Los dos prototipos existentes del AW609 ya han hecho 1.200 horas de vuelo de las 2.000 necesarias para su certificación. Se espera que la FAA certifique el aparato a finales de año y comience la producción comercial. Ya se han pedido más de 60 unidades para servir de transportes en emergencias, en operaciones de rescate, o como avión privado.

Fotos: AgustaWestland

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)