A medida que se conocen nuevos datos del audio de la caja negra del avión siniestrado de Germanwings, las incógnitas respecto a la causa del accidente se multiplican. Uno de los oficiales militares al cargo de la investigación explica que, por causas que se desconocen, uno de los pilotos del avión quedó atrapado fuera de la cabina.

Según este oficial ha explicado al New York Times, la grabación de audio del vuelo prueba que, por causas que aún se desconocen, uno de los pilotos salió de la cabina pero, al regresar, no pudo volver a entrar en ella. Este investigador, que ha preferido permanecer en el anonimato, explica que la primera parte del vuelo de Barcelona a Dusseldorf solo se escucha una conversación muy suave y tranquila entre los pilotos. Después, uno de ellos abandonó la cabina y quedó atrapado fuera.

Se puede oír como el piloto que queda fuera llama suavemente a la puerta y no hay respuesta. Entonces comienza a llamar más fuerte pero no obtiene respuesta en ningún momento. Después se puede oir claramente como trata de echar la puerta abajo. No sabemos por qué el piloto abandonó la cabina, pero lo que es seguro es que, al final de la grabación, el otro piloto estaba solo y no abrió la puerta.

La situación previa al accidente es muy inusual. Un piloto entrenado no llamaría a la puerta golpeándola ya que, de hecho, existe un interfono para este fin. Por otra parte, y según los procedimientos estándar de Airbus, la puerta de la cabina de los aviones tiene varias formas de apertura, entre ellas un procedimiento de emergencia que permite a otros miembros de la tripulación abrir la puerta tecleando una contraseña en un panel si, por el motivo que sea, no obtienen respuesta desde dentro de la cabina o sospechan que los pilotos están incapacitados. Este vídeo muestra los diferentes procedimientos de apertura.

La grabación de momento tampoco explica por qué el avión fue perdiendo altura gradualmente desde 11.000 metros. La bajada era completamente inusual, pero se realizó con la suficiente suavidad como para que no haya que sospechar un fallo grave de los motores. En ningún momento de este descenso los pilotos comunicaron una emergencia o se pusieron en contacto con el control de tráfico aéreo. Cuando el avión se estrelló, lo hizo a tanta velocidad que quedó completamente pulverizado.

Advertisement

Oficialmente, los responsables de la investigación del siniestro no han querido hacer declaraciones al respecto de estos nuevos datos hasta que no se examinen el resto de pruebas. Un oficial francés vinculado a la investigación ha explicado extraoficialmente que el descenso del avión a una velocidad de crucero normal y con plena visibilidad es un suceso extremadamente raro. Entre las posibles explicaciones está una pérdida de oxígeno en cabina que hubiera dejado inconsciente al piloto que quedaba dentro, pero eso no explica por qué el otro oficial de vuelo no utilizó el código para abrir, o este no funcionó. [vía New York Times]

Portada: Cabina de un Airbus A320 similar a la del avión siniestrado. Vía Wikimedia Commons.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)