Marcella J. Kelly estudia a los grandes depredadores que pueblan la reserva de Mountain Lake en Virginia, Estados Unidos. Para ello utiliza cámaras trampa que se activan cuando algo se mueve frente a ellas. La última remesa de imágenes ha llegado con fotos de un primate muy particular.

Cada dos semanas, el equipo de estudiantes que colabora con la doctora Kelly recoge las tarjetas de memoria de las cámaras. Durante la última recogida, uno de los estudiantes le dijo: “Hay unas cuantas muy raras ahí. Parece que sale gente desnuda”.

Advertisement

Advertisement

Efectivamente, en dos de las cámaras aparece un primate correspondiente a la especie Homo sapiens. El espécimen aparece completamente desnudo y trotando alegremente a cuatro patas en una veintena de imágenes. Algunas de ellas son demasiado explícitas para publicarlas en redes sociales. Según la hipótesis de la doctota Kelly, un excursionista descubrió dos de las estaciones con cámaras y se quitó la ropa para retozar un rato frente a ellas:

En áreas frecuentadas por excursionistas no es raro encontrar fotos de bromistas haciendo muecas a la cámara o saludando, pero es bastante inusual que alguien decida desnudarse completamente.

La comunidad científica no ha tardado en apuntar que la conducta del espécimen captado por las cámaras de la doctora Kelly está muy lejos de ser un caso aislado. Otros investigadores han reconocido haber encontrado imágenes de parejas de Homo Sapiens en pleno cortejo reproductor, e incluso a individuos de la especie bajándose calzoncillos de vivos colores para mostrar sus gónadas ante las cámaras.

Sponsored

La profesora de ecología Jalene LeMontagne añade que en su día sus cámaras trampa captaron a uno de estos primates ataviado solo con un tanga y destrozando una caja de cartón con un puzzle en el monte. LeMontagne apunta a que podría tratarse de la misma especie.

Bromas aparte, el uso de cámaras trampa con visión nocturna son una de las herramientas más útiles para estudiar especies muy raras de ver sin perturbar su hábitat natural. Este mismo año, por ejemplo, sirvieron para fotografiar un gato del desierto que se creía desaparecido hace 10 años. [vía Motherboard]