Quizá no los veas, pero hay una enorme comunidad de entusiastas entre nosotros dedicados a construir máquinas recreativas que evocan tiempos pasados. Con el emulador MAME, la pequeña Raspberry Pi de 5 dólares y una pantalla de una pulgada pueden hacer el arcade más pequeño del mundo.

El proyecto de Adafruit consigue mover clásicos como Pac Man, Dig Dug y Donkey Kong en un diminuto display OLED de 96 x 64 píxeles. Su creador, Phillip Burgess, tuvo que programar una herramienta llamada Nanoscreen para que los gráficos de los juegos se adaptaran a la pequeña resolución.

Advertisement

El resultado es adorable, si obviamos que los controles son prácticamente imposibles a esa escala. Lamentablemente no podrás hacerte con una, si acaso la quieres ya montada. En Adafruit tienes una lista del hardware y el software que te hará falta para fabricarla tú mismo. Por algo se llaman makers, esos entusiastas de los que hablábamos. [Adafruit vía TechCrunch]

Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.

Sponsored