Samsung ha hecho de todo para que los usuarios de un Galaxy Note 7 devuelvan el terminal por ser un riesgo: le ha bloqueado la conexión, ha ofrecido dinero e incluso los está dejando inutilizados mediante una actualización. El operador Verizon se negaba a publicar este parche, pero ha cambiado de opinión.

Uno de los operadores de telefonía móvil más grandes de los Estados Unidos no quería bloquear el uso del terminal a aquellas personas que se niegan a entregarlo, y según ellos la razón tenía que ver con la seguridad. Básicamente no querían dejar incomunicados a estos usuarios, por más irresponsables que ellos sean, en medio de la temporada de fiestas y vacaciones. Es un peligro hacerlo, según la compañía.

Advertisement

Y razón no les falta, pero también es otro riesgo facilitar (así sea de manera indirecta) que los Note 7 sigan circulando en las calles del país, cuando incluso es un delito subirlos a un avión.

Advertisement

Pero Verizon ha entendido la gravedad del asunto y anunció que sí liberarían el parche, pero con una condición: lo harán después de terminar la temporada de fiestas y vacaciones de fin de año. En un comunicado oficial anuncian:

“Samsung publicará una actualización para el Galaxy Note 7 el próximo 19 de diciembre que impedirá la carga de su batería y lo dejará inutilizado. Verizon no liberará este parche hasta el 5 de enero de 2017, porque queremos asegurarnos de que cualquiera pueda contactar a sus familiares o a las autoridades en caso de emergencia durante estas fiestas y temporada de vacaciones.

Eso sí, pedimos a los usuarios de este terminal dejar de usarlo y cambiar de móvil”.

Lo que no queda claro es si podrán usarlo en caso de emergencia cuando el terminal se incendie.

Advertisement

De cualquier forma, Verizon no está solo. Los operadores AT&T y Sprint también liberarán la actualización durante los primeros días de enero de 2017. Aunque la necesidad de contar con un móvil para emergencias en estas fechas es una realidad, el Note 7 ha sido declarado como un riesgo por las autoridades de muchos países. La solución no debería ser esperar por lanzar esta actualización, sino más bien presionar a Samsung aún más para que facilite su cambio de cualquier forma y al mismo usuario para que acate la orden y no sea tan irresponsable con su seguridad y la de quienes lo rodean. [vía Verizon]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.