No, obviamente no. Nuestro cerebro está convencido de que lo que vemos detrás de Mike Tyson es un smartphone, pero en 1995 no había teléfonos inteligentes. Como explica Matt Novak en Paleofuture, el clip es el ejemplo perfecto de que el pasado puede engañarnos como si de una ilusión óptica se tratase.

¡¡¡Un inexplicable viajero en el tiempo visto en una pelea de Mike Tyson!!!”, promete el vídeo de YouTube con más de cinco millones de visualizaciones. No puede ser una cámara compacta porque en lugar de tener la lente en el medio la lleva en una de las esquinas de arriba, “como un smartphone” dice el autor mientras suena una música cargada de drama. No sabemos si el creador del vídeo iba en serio o pretendía gastar una broma, pero aparentemente hay quien se lo cree.

La web Snopes y varios comentaristas de YouTube se han encargado de desmontar el viral, por si acaso. El supuesto smartphone puede ser alguna de las tantas cámaras compactas que eran populares en 1995, incluso digitales. La resolución del vídeo hace difícil determinar el modelo exacto, pero algunas de las cámaras que encajan son la Casio QV-10A, la Casio QV-100 y la Logitech Fotoman, todas digitales y las dos primeras con su pantalla LCD:

No era nada difícil ver una compacta de estas características en 1995. Hay que tener en cuenta que el primer teléfono móvil con cámara fotográfica llegó a Japón en el año 2000, sólo cinco años después. El smartphone con cámara tal y como lo conocemos tardaría unos años más en llegar, así que lo que vemos en el vídeo tiene que ser una cámara a secas. No podemos descartar del todo al viajero en el tiempo, pero ya sabemos que viajar al pasado es casi imposible. [Snopes]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.