Hace unas horas, Khloe Kardashian (una de las protagonistas de un reality familiar muy popular en Estados Unidos titulado Keeping up with the Kardashians) iniciaba su cuenta en Vine con un recatado vídeo de seis segundos en Topless. El vídeo será lo más cerca que estaréis de una imagen subida de tono en Vine, porque los responsables de este servicio acaban de censurar completamente el porno en sus servidores.

Según explican en el blog de Vine, la medida apenas afectará a un uno por ciento de las cuentas. También matizan que no tienen ningún problema con este tipo de contenidos en internet, pero que no quieren ser ellos los que los alberguen.

Advertisement

En cuanto a qué contenidos están autorizados y cuáles no. Vine remite directamente a sus amos y señores de Twitter, donde se cita que no está permitido mostrar actos sexuales de una o más personas, juguetes sexuales, genitales (tampoco insinuados mediante transparencias bajo la ropa), desnudos provocativos, ni todo lo anterior en versión animada (Eso va por ti, Hentai).

Sí que están autorizados los desnudos con fines documentales y no sexuales (cosas que no despierten la líbido, como las activistas de Femen), desnudos artísticos, o tetas en el contexto de la alimentación infantil. La duda que nos queda es si algún día Twitter se atreverá a extender estas restricciones a su propia red social. [Vine]