Interpretación artística del objeto al que se dirige New Horizons. Imagen: NASA

La última vez que una institución permitió a los Internautas elegir el nombre de algo, un avanzado barco de investigación estuvo a punto de llamarse Boaty McFloatface. La NASA no teme al peligro y ha organizado una votación para que Internet elija el nombre del próximo objetivo de la sonda New Horizons.

El objeto en cuestión lleva la denominación provisional de (486958) 2014 MU69 y se trata de un asteroide o conjunto de ellos en el cinturón de Kuiper. Si decimos misterioso es porque hasta la fecha no se conocen sus características. Los datos de que disponemos apuntan que tiene una forma extraña o quizá se trata de un asteroide binario formado por dos rocas. No saldremos de dudas hasta que la New Horizons (la sonda que nos descubrió el aspecto de Plutón) se aproxime, en año nuevo de 2019.

La votación para elegir el nombre de MU69 es completamente abierta. Cualquiera puede entrar en la página oficial del evento y proponer un nombre, votar otros que ya se han propuesto, ver el top de los más votados, o las alternativas que propone la NASA. La campaña de votación termina el 1 de diciembre de 2017, y la agencia anunciará el nombre ganador a comienzos de 2018.

Advertisement

El nombre que elija el público será provisional, y se utilizará hasta que la New Horizons llegue allí. La NASA se reserva el derecho a modificar la denominación final del objeto en función de sus características, aunque la posibilidad de que mantenga el nombre votado en Internet es real también.

Llegado este punto una lanza en favor de los entusiastas de la astronomía. Los nombres más votados por el momento son épicos. Encabeza la lista Mjolnir (el martillo de Thor), pero hay otros muy buenos como Año Nuevo (en español), Zha’dum (un planeta de la serie Babylon 5), o Camalor (una ciudad en el cinturón de Kuiper que sale en la novela Camelot 30K).

No es la primera vez que se organiza una campaña para poner nombre a objetos del cosmos con éxito. En 2015 la Unión Astronómica Internacional bautizó una estrella con el nombre de Cervantes y sus planetas con nombres de personajes de El Quijote. Aún hay esperanza de que el 1 de enero de 2019 la New Horizons no llegue a Kuipey McRockface. [Frontierworlds vía NASA]