Un final feliz para una de las historias más absurdas sobre derechos de autor y propiedad intelectual que existe. Durante décadas los estudios de Warner/Chappell aseguraron ser los dueños de la canción “cumpleaños feliz”, pero ahora un juez ha determinado que no es así, y deberán pagar caro.

Básicamente, desde hace muchos años Warner/Chappell se dedicaba a amenazar o demandar a cineastas y diferentes estudios de cine, televisión, música y publicidad que usaran esta canción “sin su permiso”. Por ello, Warner ha recibido hasta 2 millones de dólares en ingresos.

Advertisement

Advertisement

Pero en el año 2013 un grupo de artistas demandó a la división musical de Warner asegurando lo que todos ya sabíamos: es absurdo que se apropien de esta canción, a estas alturas ya debería ser de dominio público.

“Cumpleaños feliz” fue escrita en el año 1893 por Mildred y Patty Hill, y la empresa Summy Co. contaba con los derechos de autor, la cual fue adquirida años más tarde por Warner/Chappell.

No obstante un juez determinó que no hay evidencia clara de que los derechos de la canción hayan sido transferidos a Warner, y dado que han pasado más de 100 años desde su creación ha decidido ordenar que “cumpleaños feliz” pase a dominio público. Pero eso no es todo, Warner deberá compensar los daños a otros ocasionados pagando un total de 14 millones de dólares a las personas que cobró por usar la canción.

Sponsored

Así que tranquilo, la próxima vez que vayas a cantar esa canción puedes estar seguro de que no saldrá un abogado del pastel para demandarte. [vía Torrent Freak]

Foto de portada: Eugene Sergeev / Shutterstock.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)