Hace unas semanas contábamos como Keanu Reeves veía con buenos ojos la posibilidad de una cuarta entrega de Matrix. Hoy esa posibilidad es más real que nunca, aunque con alguna sorpresa y de una forma muy distinta a la que pensaba Neo. Warner estaría en las primeras etapas del retorno de la saga.

Para ser exactos y según explica The Hollywood Reporter, nos encontraríamos en la fase de “conversaciones tempranas”, es decir, nada seguro pero hay intención y algo avanzado. Más pistas: el guionista sería Zak Penn (Last Action Hero o X-Men: The Last Stand).

Advertisement

La gran sorpresa, de confirmarse, llegaría por parte de la dirección y del actor protagonista. Al parecer estarían pensando en Michael B. Jordan como la estrella del film, lo que indicaría que tendríamos quizás a otro Neo en vez de Keanu Reeves. En cuanto a la dirección, la participación del binomio Wachowskis no está asegurada aún.

Además, parece ser que no se está planteando como una continuación de The Matrix Revolutions, algo que ya resultaba difícil tras el final. Los productores estarían más interesados en seguir el camino tomado en Star Wars, con una serie de películas que toman el universo de la saga para desarrollar tramas paralelas (por ejemplo con Morpheus o Trinity como protagonistas).

De lo que no cabe duda es de que Warner ha tomado nota de los tiempos que corren en Hollywood con secuelas, precuelas y universos paralelos de sagas. Si a eso le sumamos que las tres películas de Matrix originales recaudaron más de 1.600 millones de dólares en el mundo, ya tenemos la ecuación perfecta. [The Hollywood Reporter vía io9]