WhatsApp ha dejado de compartir datos con Facebook en Europa tras la avalancha de críticas por el cambio en su política de privacidad, según recogen la agencia AFP y El Confidencial. La decisión de la compañía llega después de una serie de reuniones con diversos organismos europeos.

Advertisement

Por lo general, los usuarios aceptamos los nuevos términos de servicio de cualquier cosa sin leer una sola palabra del contrato. Sin embargo, estos cambios fueron recibidos con indignación en las redes sociales porque rompían oficialmente la barrera que separa a WhatsApp de Facebook desde que la segunda compró a la primera por 22.000 millones de dólares.

La nueva política de privacidad de WhatsApp permite que nuestro número de teléfono y otros datos personales estén también en posesión de Facebook —para que esta pueda mostrarnos anuncios más relevantes—, y abre la veda para que otras empresas puedan comunicarse con nosotros mediante WhatsApp (una función que podríamos ver implementada muy pronto).

Advertisement

En septiembre, el gobierno de Alemania prohibió a Facebook obtener los datos de usuario de WhatsApp argumentando que debía ser decisión de los usuarios si quieren conectar su cuenta de WhatsApp con la de Facebook. Más tarde, la Agencia Española de Protección de Datos anunció que investigaría formalmente la nueva política de privacidad. En octubre, las distintas autoridades europeas de protección de datos enviaron una carta a Jan Koum, fundador de WhatsApp, donde expresaban su preocupación.

WhatsApp ha decidido pausar esa transferencia de datos, al menos en Europa. En un comunicado remitido a El Confidencial, Facebook explica:

Como resultado de nuestras conversaciones con diversos organismos durante los últimos meses, hemos pausado temporalmente en Europa el uso de datos de usuarios de WhatsApp con fines de producto o publicitarios en Facebook, para darles la oportunidad de articular sus preocupaciones y analizarlas.

Habrá que ver qué ocurre después de esta “pausa temporal”, y si WhatsApp decide finalmente retirar sus nuevos términos. [El Confidencial]