Imagen: Julian Assange, fundador de Wikileaks

Wikileaks ocultó las supuestas pruebas de una transacción de 2.200 millones de dólares entre el régimen sirio y un banco propiedad del gobierno de Rusia, de acuerdo con el Daily Dot. De confirmarse, sería un golpe durísimo a la credibilidad de una web que, según su fundador Julian Assange, nació para “facilitar seguridad al movimiento de las filtraciones éticas”.

Los periodistas Dell Cameron y Patrick Howell O’Neill habrían tenido acceso a unos registros del tribunal federal de Manhattan que se mantienen bajo secreto de sumario. Estos mostrarían en detalle “cómo un grupo de hacktivistas accedió a la red del gobierno sirio en vísperas de la guerra civil y extrajo correos electrónicos sobre las importantes transacciones bancarias que el régimen de Siria se apresuró a hacer en medio de una serie de sanciones económicas”. Ese lote de emails no aparece en los Syria Files, la gigantesca filtración de Wikileaks que desnudó el correo interno del gobierno de Bashar al Asad en 2012.

El Daily Dot asegura que los mensajes que faltan muestran la correspondencia entre el banco central de Siria y el banco VTB de Rusia. Al preguntar a Wikileaks sobre este tema, la organización negó haber ocultado esos mensajes y aparentemente amenazó a uno de los periodistas con la frase “puedes estar seguro de que vamos a devolver el favor algún día”. Es perfectamente factible que los propios hackers eliminaran el lote de correos antes de hacer el volcado de datos, pero según estas informaciones los emails formaban parte de un lote mayor donde aparecían algunos correos que sí se publicaron en la web de Wikileaks. [Daily Dot]

Advertisement

Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.