Hemos perdido la cuenta del número de veces que los fabricantes tecnológicos han vapuleado a Windows 8. Uno de los más sinceros recientemente fue el presidente de Acer. Pero ahora se ha unido un peso pesado: Samsung. Las declaraciones de Jun Dong-soo, presidente de la división de procesadores de memoria de la surcoreana, no tienen desperdicio: "La industria del PC está en caída progresiva a pesar del lanzamiento de Windows 8. Creo que Windows 8 no es mejor que la anterior plataforma de Windows Vista", ha declarado a un grupo de periodistas, según recoge el Korea Times. Y no se quedó ahí. "La demanda de la tableta Surface está siendo muy tímida".

Las declaraciones de Samsung van en línea con las que han hecho muchos directivos del sector. La sensación general es la misma: Windows 8 ha decepcionado, no ha sido capaz de levantar el mercado del PC como se esperaba.

Advertisement

Samsung ha dejado de vender sus tabletas Ativ con Windows 8 RT en varios países europeos por la falta de interés de los consumidores. Tampoco llegaron a EE.UU. Que Microsoft lanzara su propio tablet, el Surface, no ha ayudado a que los fabricantes apoyen como antes a Microsoft.

Todo esto es cierto pero también hay que ser justos. ¿Podía Windows 8 por sí solo levantar un mercado de PC que ya estaba en caída libre? ¿Cuán revolucionario no tenía que ser el nuevo sistema operativo para que, de repente, nos olividáramos del furor por las tabletas y empezáramos a comprar PCs como si no hubiera mañana?

Seamos realistas: Windows 8, por sí solo, no podía revitalizar el mercado de PC. ¿Podía ser mejor, más innovador? Por supuesto. Pero el problema no es Windows 8. El problema es que Microsoft llega 3 años tarde a las tabletas y a un sistema operativo táctil.

Es lo mismo que le pasa a Nokia o BlackBerry en los smartphones. Llegan tarde. Y no por unos meses. Por dos o tres años. Y eso, en un mercado tan competitivo como el de los móviles o las tabletas, equivale a estar al borde de la muerte. No importa lo impresionante que sea tu apuesta cuando regresas tres años después. Los consumidores te habrán olvidado casi por completo.

Advertisement

¿Es Windows 8 igual de malo que Vista? Señores de Samsung, Windows 8 le da mil vueltas a Vista. Y unas cuantas a Windows 7. Negar eso es no querer ver la realidad. Es mejor en usabilidad, en seguridad en eficiencia... Pero la cuestión no es esa. La clave es que Windows 8, por sí mismo, no podía rejuvenecer el mercado del PC. Si alguien creía que eso iba a ocurrir, seguía viviendo en un mundo paralelo. Los tiempos han cambiado. [Korea Times]

Foto 1: AP / Foto 2: Getty Images