Hasta aquí ha llegado Withings, la marca de dispositivos de salud y fitness que fue adquirida el año pasado por Nokia. Todos sus gadgets, incluidas sus pulseras de actividad y básculas inteligentes, llevarán ahora la marca Nokia a partir de este verano.

Nokia pagó 191 millones de dólares por Withings, y no fue para mantenerla como una compañía subsidiaria sino para subirse al tren de los medidores de salud. No es un mercado fácil, pero la finlandesa tiene un plan: rediseñar la aplicación Health Mate de Withings para mejorar la experiencia de uso e introducir un nuevo programa de entrenamiento con planes personalizados.

Además de usuarios finales, Nokia intentará llegar a los profesionales de la salud con una nueva plataforma llamada Patient Care que permitirá a los médicos hacer un seguimiento remoto de la salud de sus pacientes o incluso intervenir si aparece algún signo preocupante. [Engadget]