El día de Navidad ha llegado con los proverbiales regalos, pero también con un montón de problemas para Xbox Live y PlayStation Network. Ambas plataformas de juego online aún se están recuperando de un ataque DDoS que ha tumbado sus servidores durante varias horas.

El ataque es similar al que se produjo contra PSN hace un par de meses, y comenzó la tarde del día 25. A mediodía de 26, Xbox Live ya ha vuelto más o menos a la normalidad, pero PlayStation Network aún está caído. El ataque ha sido reivindicado por un grupo de hackers conocido como Lizard Squad, que reclamaban 10.000 RTs a uno de sus mensajes en Twitter.

Advertisement

Los miembros de este colectivo son conocidos por efectuar ataques sin más motivo que probar de lo que son capaces o causar caos de manera aleatoria. Sony es uno de sus objetivos habituales. En agosto de este año lograron desviar un avión en el que viajaba el CEO de la compañía con una falsa amenaza de bomba.

El ataque cobró tintes de culebrón gracias a la intervención de Kim Dot Com. El peculiar empresario y fundador de Mega se quejó en Twitter de que no podía jugar a Destiny en Xbox Live, y ofreció 3.000 cuentas de su servicio premium a Lizard Squad si abandonaban su asalto. Al parecer, su negociación tuvo éxito poco después.

A pesar de este absurdo desenlace, ambos servicios siguen arrastrando problemas el día 26. No está claro si se debe a otros grupos de hackers que se han sumado al ataque antes o después del ofrecimiento de Kim Dot Com, que podría haber servido para poner fin al asalto, o para prolongarlo. Las cuentas oficiales de servicio técnico de Xbox Live y Playstation Network siguen reportando problemas.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)