Microsoft presentó la nueva versión de su consola de videojuegos. Su nombre es Xbox One X y no se trata de una nueva generación, sino de un modelo aún más potente de la Xbox One. Ahora es momento de enfrentarla, cara a cara, con las especificaciones de la PlayStation 4 Pro.

A finales de 2016 Sony también lanzó una versión mejorada y más potente de su PlayStation 4, llamada “PS4 Pro”. Para entonces se trataba de la consola más potente jamás hecha, pero Xbox One X la ha destronado gracias a su mejor tarjeta gráfica y procesador más potente.

Así se comparan las especificaciones de Xbox One X y PS4 Pro:

Por supuesto, ambas consolas se dirigen a un público en específico: aquel que busca el mayor potencial y los mejores gráficos posibles, y que para disfrutarlos cuente con un televisor de última generación (con soporte 4K y HDR). La PS4 Pro es un poco más barata que su rival, pero el potencial de la nueva Xbox justifica su precio.

Advertisement

Microsoft ha apostado por hacer una especie de PC gamer para el salón, compatible con gafas de realidad virtual para ordenadores (HTC Vive). Sony, por su parte, simplemente ha mejorado la experiencia gráfica que ofrece su consola para sus juegos.

En el caso de las otras versiones de las consolas, la Xbox One S tiene mejor procesador que la PS4 Slim, pero la consola de Sony tiene mejor memoria RAM.


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.