Si alguien pensaba que los móviles gigantescos eran una moda, se equivocaba. Al menos de momento. Sony, igual que Samsung, apuesta fuerte por esta línea y acaba de anunciar el lanzamiento del Xperia Z Ultra, un enorme smartphone (o, más bien, un phablet) Android 4.2 (Jelly Bean) con pantalla de 6,4 pulgadas y resolución FullHD (1080 p, 352 ppp). Es tan grande en dimensiones, como fino en grosor: solo 6,5 milímetros (aunque 212 gramos de peso, algo pesado). Todos los detalles, debajo.

El Xperia Z Ultra contará con un procesador de última generación Snapdragon 800 de Qualcomm, de cuatro núcleos y a 2,2 GHz, además de una potente batería de 3.000 mAh. Tendrá 2 GB de RAM y 16 GB de almacenamiento, además de micro SD. La cámara principal es de 8 megapíxeles (sensor Exmor RS). Poco más se puede pedir en cuanto a especificaciones.

Advertisement

Al igual que su hermano pequeño, el Xperia Z, el Z Ultra es resistente al agua y al polvo (genial para el verano y llevarlo a la playa, por ejemplo). Y otra novedad interesante: incluye un pequeño receptor Bluetooth (y NFC), llamado SBH52 (arriba, en la foto en el medio de ambos móviles) que puedes llevar con un clip en la ropa. Si recibes una llamada, la puedes responder directamente desde el receptor en lugar de ir hablando por la calle con un teléfono gigantesco. Debajo un vídeo del teléfono y el accesorio.

El Xperia Z Ultra estará disponible comercialmente en septiembre, aunque aún no hay precio confirmado.

Con este equipo, Sony quiere competir directamente con la familia Galaxy S4 de Samsung, especialmente el S4, el S4 Mega y el Note II. El Samsung Galaxy S4 tiene una pantalla de 5 pulgadas; el S4 Mega sería el rival más parecido en tamaño, con 6,3 pulgadas; el Note II mide 5,5 pulgadas. Sin embargo, con 6,4 pulgadas, el Sony Xperia Z Ultra también competirá con las mini tabletas: con el iPad Mini o el Nexus 7. Las fronteras entre smartphones y tabletas nunca han sido tan difusas.