GIF vía: HamptonWatercraft.

Hace un par de días los habitantes de Nueva York se encontraron con una sorpresa bastante peculiar. En la superficie del canal marítimo Shinnecock de Southampton aparecieron cientos de miles de peces muertos. Esto era un misterio pero ya sabemos qué sucedió, y no tiene que ver con la contaminación.

Según pudo determinar el Departamento de Conservación Ambiental de Nueva York, se trató de peces Menhaden (también conocidos en Estados Unidos como peces bunker) que al intentar escapar de depredadores (posiblemente anjovas) quedaron atrapados en este canal y murieron sofocados por falta de oxígeno.

Advertisement

Advertisement

Si alguna vez en la vida haz tenido una pecera sabrás que los peces necesitan que el agua que contiene cuente con grandes cantidades de oxígeno. Las compuertas de este canal se cierran de noche, por ello los bancos de peces quedaron atrapados allí y murieron al estar faltos de oxígeno (debido a la enorme cantidad de peces).

A la mañana siguiente la sorpresa de los residentes de la zona fue encontrarse con una gigantesca capa de peces muertos sobre el agua, que al abrir las compuertas pasaron al mar.

De todas formas, las autoridades están investigando el caso al detalle y analizando el agua del canal en búsqueda de cualquier pesticida o agente externo que pudiera haber contribuido a la muerte de los peces. [vía Popular Science]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.