Rusia ha inaugurado hoy el puente peatonal de suspensión más larga del mundo. La pasarela cuelga de cables de acero a 198 metros de altura y salva una distancia de 548 metros. La mejor parte es que los amantes de las emociones fuertes pueden practicar puenting desde él.

El puente forma parte de las atracciones de Skypark, un centro de actividades al aire libre que acaba de abrir sus puertas en la región de Sochi donde se celebraron los últimos Juegos Olímpicos de Invierno.

Advertisement

La pasarela está sujeta por cables de acero de 52 milímetros que soportan 300 toneladas cada uno. Su recorrido cuenta con varias plataformas desde las que lanzarse. A continuación os ofrecemos algunas imágenes y un vídeo sobre su construcción y sobre la aterradora experiencia de saltar desde él. [vía AJ Hackett]

Fotos: AJ Hackett en Facebook