Lo mejor que te puede pasar en Halloween cuando eres una adorable niña de tres años es tener un padre como Royce Hutain. El año pasado logró crear el mejor disfraz del mundo: una tira LED que transformaba a su hija en un monigote iluminado.

Este año ha vuelto a la carga con una versión mejorada. Ahora la figura del disfraz recuerda al perfil de Minnie Mouse pero lo mejor es que las tiras LED cambian de color según el ruido ambiente y el efecto es genial. El anterior vídeo tuvo tantas visitas que Hutain creó una tienda online para vender copias del traje. [vía YouTube]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)