CientĂ­ficos del Departamento de Salud PĂșblica de California han encontrado una nueva variante de toxina botulĂ­nica tan letal, que han decidido ocultar su secuencia genĂ©tica hasta que sean capaces de encontrar un antĂ­doto. Es la primera vez que se toma una decisiĂłn semejante, pero no es para menos.

Hasta ahora se conocĂ­an siete variantes de toxina botĂșlinica, todas ellas producidas por la bacteria Clostridium botulinum, y agente responsable de la intoxicaciĂłn conocida como Botulismo. Lo que los investigadores han encontrado es una octava variedad de toxina. Aparte de ser la primera nueva variante que aparece en 40 años, su potencia es tal que 2.000 milmillonĂ©simas partes de un gramo (lo que se conoce como nanogramo) en sangre bastan para matar a un adulto.

Advertisement

Trece nanogramos inhalados bastarían también para producir la muerte, aunque este extremo es mås difícil de lograr porque la Clostridium es una bacteria anaerobia. Sólo se desarrolla en medios sin oxígeno.

Sea como sea, la peligrosidad de la sustancia ha llevado a sus descubridores a mantener en secreto su cadena de ADN hasta que se encuentre un suero proteĂ­nico que funcione. Hasta ahora, ninguno de los sueros antitĂłxicos que funcionan contra las siete variantes conocidas sirven para combatir esta octava.

Advertisement

Por otra parte, no es la primera vez que se intenta utilizar la toxina botulínica como arma. La secta japonesa Aum Shinrikyo ya trató de atentar con ella en los años 90, y mantener la secuencia de esta nueva variante es una buena precaución para que no pueda ser sintetizada con malos fines..

La toxina botulinica tipo H queda pues a buen recaudo hasta que se encuentre el correspondiente antĂ­doto. La parte mĂĄs curiosa es que este agente letal fue encontrado en el pañal de un bebĂ© aquejado de Botulismo. Los reciĂ©n nacidos son vĂ­ctimas habituales de esta toxina ya que sus sistemas digestivos aĂșn no estĂĄn dotados de la flora intestinal capaz de inhibir el crecimiento de la bacteria Clostridium. [vĂ­a New Scientist y NPR]

Foto: Jezper / Shuterstock