Hay pocos productos en la historia reciente de la tecnolog√≠a que reflejen el largo trecho que hay desde el "Eureka" al producto final como la HTC Re. Sobre el papel, la cosa promet√≠a: una c√°mara peque√Īa, que puedes llevar a todas partes, con un dise√Īo original, colores vistosos y que adem√°s se sincroniza con el smartphone, sea Android o sea iPhone.

En un mundo donde la fotograf√≠a m√≥vil se ha convertido en algo diario, com√ļn y ubicuo, la HTC Re ten√≠a, de base, mucho que aportar. Es manejable, tiene una duraci√≥n de bater√≠a muy aceptable y es posible que no sea el producto m√°s discreto de todos los tiempos, pero puede escamotearse sin demasiadas complicaciones.

Advertisement

Usando la HTC Re

¬ŅD√≥nde falla entonces? Pues... en casi todo lo dem√°s. Para hacerlo sencillo, vamos a resumirlo en tres problemas.

Advertisement

El primero llega con la implementación con el smartphone. Es mala y además es dependiente de WiFi, no de Bluetooth. El uso de esta primera tecnología sobre la segunda tiene algunas ventajas, especialmente a la hora de convertir el teléfono en un "visor" de lo que está grabando o fotografiando la Re, pero por contra le hace perder varios puntos en usabilidad. Cargar la aplicación normalmente conlleva de 20 a 30 segundos hasta que smartphone y cámara se emparejan. Cómo el cambio de redes en Android anda algo más fino en ese caso no suele haber mucho problema, pero en iOS cambiar entre la WiFi a la que estemos conectados y la de la Re puede ser un suplicio.

El segundo problema es la competencia. Curiosamente, a la HTC Re no le llega desde un dispositivo de otra compa√Ī√≠a o de la competencia directa sino del que se supone que debe ser su aliado: el propio tel√©fono. Dicho de otro modo: si voy a llevar una c√°mara extra conmigo todo el rato, qu√© menos que sea por lo menos tan buena como la de mi tel√©fono. De hecho deber√≠a ser mejor. En este apartado, puede que la Re supere en calidad a varios tel√©fonos de gama media, pero desde luego no lo hace con los √ļltimos gama alta, especialmente en baja luminosidad.

Advertisement

El tercer y √ļltimo problema es, curiosamente el precio, aunque por suerte o por desgracia, me parece el menor de ellos. Cuesta $200 d√≥lares/169‚ā¨ (en Amazon puede encontrarse por 135‚ā¨ al momento de escribir estas l√≠neas), que es sin duda un precio bastante competitivo pero que se aleja, quiz√°, de esos 99 d√≥lares/euros que lo hubiesen convertido en un caramelo para las grandes masas.

Advertisement

¬ŅMe lo compro?

Ser√≠a muy injusto decir que la HTC Re es un mal producto, porque no es cierto. Es divertido de usar, √ļtil seg√ļn qu√© situaciones y la c√°mara, aunque no es espectacular, se desenvuelve bien en la mayor√≠a de escenarios. La posibilidad de cambiar entre gran angular y ojo de pez es otro punto a favor, aunque haga falta la aplicaci√≥n para tal efecto. La cuesti√≥n es que sigo creyendo que hay un hueco para una c√°mara vers√°til, orientada al gran p√ļblico (es decir, no una c√°mara de acci√≥n necesariamente, como las GoPro) y que sea divertida y f√°cil de usar. HTC Re es un paso en esa direcci√≥n, un gran paso, pero no lo que andamos buscando. Todav√≠a no.

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)