No fue nominada, injustamente seg√ļn el modo de ver de muchos, a Mejor Pel√≠cula de Animaci√≥n. No gan√≥ en la √ļnica categor√≠a en la que estaba nominada (Mejor Canci√≥n Original) pero, con todo, ayer Lego consigui√≥ convertirse en un protagonista indiscutible de la noche en una jugada de marketing redonda.

Advertisement

¬ŅC√≥mo? Para empezar con las estatuillas de los Oscar hechas a partir de Lego que ya se volvieron virales cuando las nominaciones:

Son obra de Nathan Sawaya, un artista especializado en Lego que estuvo fabricando las estatuillas para el n√ļmero musical de Lonely Island durante la gala. En su cuenta de Twitter estuvo detallando c√≥mo fue el proceso e incluso subi√≥ un breve time-lapse con la realizaci√≥n de una de ellas:

Advertisement

En un momento de dicha actuación, algunos de los bailarines bajaron a las butacas y empezaron a repartirlo entre lo más granado de Hollywood allí presente. Acabaron en manos de personajes tan variopintos como Steve Carell u Oprah Winfrey:

Advertisement

Y luego, el propio n√ļmero de Lonely Planet y Tegan and Sara con el Everything is Awesome fue otro de los grandes momentos de toda la noche, por encima incluso del esperado homenaje de Lady Gaga a The Sound of Music que cont√≥ con la aparici√≥n estelar de Julie Andrews. Will Arnett, que en Lego The Movie le pone voz a Batman, tambi√©n tuvo su momento de gloria vestido del superh√©roe en el escenario.

Esta lejos del momentazo del selfie de Samsung el a√Īo pasado con Ellen DeGeneres pero Lego consigui√≥ ayer, probablemente pagando una millonada de por medio pero con una estrategia de mark√©ting bien hecha, pasar de ser uno m√°s en la lista de perdedores de la noche a hacerlo en la de indiscutibles ganadores. Not bad, Lego.

Advertisement