Resulta curioso, pero ver 11.000 canicas en movimiento deslizándose como un tsunami por una máquina de Rube-Golberg llena de resortes, trampas y balances provoca un extraño placer. El aparato se llama Big Marble Run Machine y es el resultado de varios meses de prueba y error hasta que Jelle Bakker, su creador, ha dado con la combinación adecuada.

Advertisement

En realidad, y como se ve en el vídeo, es capaz de soportar unas cuantas más, en torno a 13000, pero algunas se quedan atrapadas en los distintos mecanismos. Pese a lo avanzado que se ve todo en el vídeo, todavía le faltan algunos ajustes más para funcionar a plena potencia.

De hecho, el ruido que generan todas las canicas circulando por la máquina es tan ensordecedor que uno de los pasos finales Bakker será cubrir el invento con paneles de cristal. Toda la estructura mide 10 metros de largo, 1,2 de ancho y unos 2 metros de alto. Colosal. [via The Awesomer]

Click here to view this kinja-labs.com embed.

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)