“Soy demasiado viejo para esta mierda”. La maravillosa frase del sargento Murtaugh en Arma Letal es un meme clásico y una verdad como un templo. Nuestro Friday Chat de esta semana va sobre eso. Queremos conocer esa nueva moda que te hace resoplar, mover la cabeza y pensar que ni borracho vas a pasar por ese jardín.

Lo más divertido es que la edad no tiene nada que ver. Hace cosa de ocho años una amiga me pasó una invitación para algo llamado Facebook. Cuando acepté y vi aquel panorama de pokes, jueguitos para invitar a los amigos y demás necedades social-media, mi cara era esta:

Advertisement

Y aquí estamos. Sigo usando Facebook (que ya es oldie), me he metido en un montón de nuevas redes sociales aún más deplorables, y sigo probando cosas que de entrada me parecen una solemne mamarrachada, pero que después me acaban pareciendo útiles o divertidas. Es probable que ahora mismo os haya poseído el espíritu de Paulho Coelho y estéis pensando que todo es una cuestión de actitud, que no hay nada que uno no pueda hacer si mantiene una mentalidad positiva y abierta. Muy bonito discurso, sí.

No os lo creéis ni vosotros.

Todo el mundo tiene un límite, y el mío lo tengo muy claro: los hashtags. Entiendo las razones para usarlos, sí. Que si posicionamiento, que si SEO, que si Google... ¡Pamplinas! No hay cosa más ridícula que leer una retahila de 20 palabras sin sentido en una actualización online para ver si la foto (que generalmente es una mierda de foto) caza los clicks que no se merece. Antes de decidirme por los hashtags se me pasaron por la cabeza unas cuantas nuevas tendencias a las que tampoco estoy nada abierto de entrada, pero quizá les diera una oportunidad en caso de que me apunten con un arma: los palos para selfies, las flores en la barba, el cosplay, los gin-tonic con ensalada... pero los hashtags... ಠ_ಠ

Advertisement

¿Estas demasiado viejo para alguna mierda? Cuéntanoslo.

Click here to view this kinja-labs.com embed.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)