Imagen: Jason Gay / Twitter

Ya sabemos que los transportistas pueden ser un poco, ejem, ‚Äúdescuidados‚ÄĚ con nuestros paquetes. Ocurre en todas las empresas de mensajer√≠a, desde la m√°s barata hasta la m√°s cara. El fabricante de bicicletas VanMoof descubri√≥ que no estaba exento de este problema:

No importaba quién se encargase del envío, demasiadas bicicletas llegaban como si una cosechadora hubiera estado masticando el metal. Se estaba volviendo [un problema] caro para nosotros, y muy molesto para nuestros clientes.

Advertisement

Pero, a principios de a√Īo, uno de sus fundadores tuvo la idea de imprimir en las cajas la imagen de un televisor de pantalla plana. Pens√≥ que los falsos televisores llegar√≠an a su destino en perfecto estado, y no se equivoc√≥. Desde que siguen esta estrategia, los da√Īos en el transporte de las bicicletas VanMoof se han reducido entre un 70 y un 80%.

Al parecer pretend√≠an mantenerlo en secreto, pero Jason Gay, periodista del Wall Street Journal, se encarg√≥ de se√Īalar la genialidad de la idea con un tuit:

Advertisement

La gente no percibe lo fr√°gil que puede ser una bicicleta, especialmente una bici de alta gama con componentes electr√≥nicos como un GPS para evitar robos. Sin embargo, todo el mundo sabe lo delicado que puede ser un televisor, y har√° lo posible por no da√Īarlo. [VanMoof v√≠a The Verge]

Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.