Imagen: iStock

Nueva York tiene ratas “genéticamente distintas”: las del Alto Manhattan no son las mismas que las del Downtown. Un estudio analizó miles de ratas de la ciudad y descubrió que los límites de las poblaciones se ajustan sorprendentemente bien a los barrios humanos. [Citylab Latino]