Imagen: Dan McGhee vía Sploid

La gigantesca bola de fuego que iluminó Detroit pudo verse desde seis estados diferentes (y Canadá). Además de provocar un sismo de magnitud 2, el bólido que surcó anoche el cielo de Míchigan fue visto desde otros cinco estados y el sureste de Canadá. Más de uno se llevó un buen susto.